El pez robot

21 01 2011

 Investigadores de la Universidad de Northwestern han construido un robot peculiar. Se trata de un pez, que tiene toda la apariencia real, hasta el punto de esconder todo un mecanismo dentro de sí que le permite imitar los movimiento de la especie Black ghost knifefish, a la que representa. Este avance podría desembocar en la creación de maquinas automatizadas para rescates en el agua o para el estudio de corales.

La robótica avanza constantemente. Sus aplicaciones para el mercado de consumo quizá no sean de las más llamativas pero la investigación continúa su ritmo y prueba de ello es que entre los 50 inventos elegidos por la revista Time para este año hay varios que consisten en exoesqueletos y algún tipo de máquina autónoma.

En Corea del Sur incluso están probando el tener una especie de profesores-robots, que muestran en una pantalla el rostro del verdadero docente, quien puede estar en cualquier sitio. En la clase, la máquina, con forma de huevo, es capaz de moverse y atraer la atención de los chavales.

En este caso se trata de un pez creado por los investigadores de la Universidad de Northwestern, que imita la forma y los movimientos de la especie Black ghost knifefish. Lo han llamado GhostBot y, como su homólogo en la naturaleza, posee una gran capacidad de maniobra, tanto horizontal como verticalmente.

El pez lleva un mecanismo que imita con gran precisión los complicados movimientos de la aleta ventral, que ondea espasmódicamente y de forma continua. De esta manera, el robot puede realizar movimientos repentinos en sentido vertical.

Las aplicaciones que puede tener este logro van desde operaciones de rescate en el agua – no sería el primer animal-robot que tuviera esta función, para la que ya está diseñado el escarabajo cyborg de la Universidad de Berkeley – hasta investigación. Se podrá conseguir una monitorización más exacta de las barreras de coral, analizando su evolución y posible degradación por diferentes causas, e incluso podría servir para llegar a regiones submarinas de difícil acceso.

La construcción del GhostBot está basada en un trabajo previo de observación y estudio de esta especie de peces, y ha sido apoyada por una financiación de 200.000 dólares por parte de la firma Kinea Design.

El siguiente vídeo explica algunos detalles sobre el pez-robot.

Extraído de ReadWriteWeb





Baila con Chiken Little

24 12 2010




Pulpos

24 12 2010




Queremos al agua

13 12 2010




Cucu

5 12 2010




Día y noche

19 11 2010

Cortometraje realizado por Pixar





Ants in your pants

18 11 2010







Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.